miércoles, 1 de julio de 2009

Escenas de la vida amorosa


-Poné la mesa Lu, querés?. Grita Mara desde la cocina.

-See. Balbucea Luciano, no queriendo.

-Largá la tele man, no nos vemos en todo el día y estas pegado al control remoto.

-See. Responde Luciano, más apegado que nunca a la botonera / escudo.

-Ah!! Vení, vení que te cuento lo que me dijo Graciela, mi hermana está mas loca que una cabra.

-Mirá vos… Murmura Luciano pensando que en el país de los ciegos el tuerto es rey…

-Y la mesa? La pusiste? Tengo que pedirte todo dos veces? Dos? Tres, cuatro, cinco…, dejá, dejá, la pongo yo, como siempre, como todo. Total…

-Uh!. Escupe Luciano queriendo meterle a Mara el control remoto en la boca, mientras se imagina la boca deformada por el control, con la lengua como loca haciendo un zapping furioso por todos los canales, ida y vuelta, vuelta e ida. Se ríe.

-De que te reís? Te reís solo como un boludo. No querés saber que me dijo Gra?, sacaste la basura? Seguro que no, nunca la sacás… Me crucé con Diego, esta más flaco viste? Esa conchuda le caga la vida.

-Por lo menos se lo coge. Piensa Luciano, no lo dice, claro.

-No me decís nada?

-Esta la comida? Rezonga Lu.

-Si querido, esta la comida, esta la mesa puesta, esta la basura sacada. Que más quiere el señor?

-Hay pan?. Dice. Ser sordo, piensa.

-Toma, si querés savora hay en la heladera. Bueno, te cuento, Graciela quiere hacer un asadito para el cumple, viste?, pero quiere hacerlo acá en casa, dice que es más grande y que si te copás –aunque vos nunca te copás en lo que sea que te pida mi familia- podes hacerlo vos que te sale riquísimo. Pero quiere invitar a Javier, esta del coco Graciela!! El pibe no le pasa ni la hora y lo quiere invitar! Yo no puedo hacerme la estúpida en mi propia casa, vos crees que… Me escuchas Luciano?...

-See, claro. Dice Luciano, mientras piensa que mañana es sábado y tal vez pueda rajarse al estudio de Martín...

Paula Hewson.
Julio 2009.

1 comentario:

Marcela Vivar dijo...

Si te digo que es mutuo el sentimiento no es ninguna novedad, no? Porque ya sabes que lo nuestro es amor de ese que solo la literatura puede hablar.